Restaurante de Karlos Arguiñano en Zarautz Abril de 2014

Aquí os dejo un enlace del Restaurante de Karlos Arguiñano situado  en Zarautz , Guipúzcua.

RESTAURANTE KARLOS ARGUIÑANO
RESTAURANTE KARLOS ARGUIÑANO

Estratégicamente esta situado cerca de la playa, desde el Restaurante se divisa el Islote del Ratón de Guetaria, dispone de bar  en la planta baja donde podrás refrescarte tomándote una cervecita o degustar  un exquisito café con vistas a esa preciosa playa.

El Restaurante no es muy lujoso pero la comida es excelente con una carta  y  menús elaborados de recetas caseras (tradicionales) la mayoría  con productos ecológicos  de la huerta, tienen menús degustación desde 35 €uros,  y el trato del personal es muy amable.

Anuncios

Biografía de Karlos Arguiñano

hotel-maria-cristina
Hotel Maria Cristina

Karlos Arguiñano Urkiola polifacético cocinero, empresario y  actor, nacío el  6 de Septiembre de 1948 en Beasain (Guipúzcoa). El mayor de cuatro hermanos, su madre era paralítica, por lo que siempre tuvo que prestar su ayuda en las tareas de la casa. Reside desde joven en la villa costera guipuzcoana de Zarauz, Beasain. Su familia procede de la comunidad Foral de Navarra. La paterna de Morentin y su mujer de La Rioja . Cursó estudios primarios en los Benedictinos de Lazcano, Guipúzcoa, y posteriormente estudios de maestría industrial. Trabajó en la fábrica de trenes de Beasáin, como chapista. Con 17 años decidió apuntarse a la Escuela de Hostelería del Hotel Euromar, en Zarauz, dirigido por Luis Irizar. Su primer trabajo fue en el Hotel María Cristina y más tarde en el Hotel de Londres, ambos en San Sebastián. En 1970 pasó dirigio las cocinas del Club de Golf de Zarautz. En  esta etapa le pilló de lleno el movimiento  de la  Nueva Cocina Vasca en el que tomó parte activa desde el principio con Juan Mari ArzakPedro SubijanaRamón RotetaTatus Fombellida y José Juan Castillo entre otros.

Academia de Cocina Aiala
Academia de Cocina Aiala

En 1978 abrió su propio restaurante y en la década de los 80 impartió clases de cocina en Nueva York y Washington, así como en diversas escuelas de hostelería de  la isla de Cuba. En 1996 inauguró también en Zarautz la Academia de Cocina Aiala. Once años después y en el mismo enclave, amplió las instalaciones incorporando un hotel de cuatro estrellas. Arguiñano es un cocinero muy popular en España, creando afición a mujeres y sobre todo aficionando al sexo masculino a la cocina tradicional  española y la de otros países, gracias a sus programas de cocina en televisión. También es autor de numerosos libros de cocina. Casado con María Luisa Ameztoy, es padre de seis hijos: Eneko, Zigor, Karlos, Martín, Joseba y Amaia.

Biografia de Ferrán Adriá

Biografía de Ferrán Adrià Acosta: Nació en L’Hospitalet de Llobregat, 1962, Gastrónomo español aclamado actualmente como el mejor cocinero del mundo y si no es el mejor, nadie se atreve a discutir su trayectoria creativa y revolucionaria. En la brillante vida de este artista de la gastronomía española tuvo una papel importante el apoyo recibido por su familia, que le transmitió el respeto y el amor por la cocina, prácticamente desde su nacimiento , en el populoso barrio barcelonés de Santa Eulalia.

 

Hijo de un estucador que rechazó estudiar empresariales para vivir la aventura de la hostelería veraniega en restaurantes de comidas costeras y bares de tapas. Su afición por  los fogones se produjo sin buscar ese oficio es decir casualmente. A los 17 años fue lavaba platos  en un restaurante de un hotel de la localidad Barcelonesa de Castelldefels con el único propósito de costearse un viaje a Ibiza. El jefe de cocina, que se percató de su interés y quizá de su talento, le regalo un libro de cocina Escoffier, el gran cocinero francés. Al cabo de un año, Ferrán había cumplido su sueño de ir a Ibiza y se aprendió de memoria ese libro.

Bibliografia Ferrán Adría
Ferrán Adría

Los conocimientos adquiridos los puso en práctica durante su servicio militar en la Armada de Cartagena, aceptó la propuesta de un amigo para ingresar como pinche en El Bulli, un restaurante situado en la cala Montjoi de la Costa Brava, entre las localidades de Rosas y Cadaqués, donde trabajó durante un mes de su  permiso. Contratado de nuevo a partir de abril para la temporada de 1984, en octubre ya había sido nombrado jefe de cocina del Bulli.

El entonces director de El Bulli y socio de Adrià, Juli Soler Lobo, y el flamante nuevo jefe de cocina se decidieron a hacer una restauración creativa e investigadora. En pocos años El Bulli fue distinguido con la tercera estrella de la guía Michelín. Dos décadas después, lo puso en primera fila mundial de gastronomía y en el establecimiento más nombrado de España.

Profesional y obseso del trabajo, hombre sencillo corriente poco dado a la soberbia muy tímido, afectado de una ligera tartamudez, con vocación didáctica y pensamiento en constante ebullición. Un chef profesional , cuyas investigaciones están siendo imitados o adaptados en muchos de los restaurantes de todo el mundo pero que imparte su doctrina y recibe a sus fieles tan sólo siete meses al año, en su catedral de trabajo del litoral gerundense, la inaccesible Cala Montjoi de Roses, proclamado con tres estrellas en la Guía Michelín.

Sus recetas rompen esquemas y construyen un universo de texturas, sensaciones y sabores insólitos, jugando con las combinaciones: crudo y cocido, dulce y salado, frío y caliente, duro y blando, Los alimentos cambian de color, de forma y de textura de  consistencia. Gelatinas calientes, sorbetes salados, sistemas de cocinar futuristas, espumas inverosímiles. Cada plato  ha de comerse de una forma determinada. Cada bocado es una aventura. El resultado es una experiencia que fascina y que no deja a nadie indiferente.

Ferrán-Adria
Ferrán Adriá

Para llegar hasta aquí han tenido que pasar muchas largas horas de trabajo en su cocina (laboratorio), en el que trabaja los cinco meses que cerraba El Bulli y donde jugando e investigando con las materias primas ha llegado a inventar la cocina de la deconstrucción, según él, “consiste en utilizar y respetar armonías ya conocidas, transformando las texturas de los ingredientes, así como su forma y temperatura.

Un hombre incansable su imaginación parece no tener límites. Además de crear cada año la nueva carta para el restaurante que dirige junto a su socio Juli Soler, El creo El Bulli Catering, para ofrecer algo distinto a banquetes y recepciones; fue asesor de [La Terraza del Casino] de Madrid y el restaurante [La Alquería], En el hotel de lujo Hacienda Benazuza, en San Lúcar La Mayor (Sevilla) donde se preservan sus mejores recetas y cualquiera puede pedir el plato estrella de un determinado año.

Todavía no ha acabado su lista de ideas y proyectos, algunos de ellos ya materializados y otros muchos caminos de serlo. Es creador del concepto nhube , espacios en los que se combina gastronomía, descanso y ocio; de la fast-good, comida rápida de calidad; del bulliolor, ambientadores para determinadas comidas; del espesso, un café sólido… La originalidad, la singularidad y la innovación de Ferrán Adría se plasman en sus comidas, logrando creaciones únicas y a su vez, a través de su esmerada y compleja investigación y conquistando a los gourmets de EE.UU. y al propio New York Times.

Comentarios de Ferrán Adrià: “con los progresos de la comunicación, la cocina ya no es un monopolio europeo o americano”. “El mundo es grande. China, Japón, Brasil. El futuro nos permitirá compartir las culturas. Todo lo contrario de la globalización”.   Su cocina de autor está basada en tres principales cuestiones: el uso de los productos de la zona y de temporada, el uso de una técnica profesional y exquisita, conociendo las bases culinarias, y una profunda investigación, en la que además de lograr platos trata de que tengan una razón de ser, no mezclando ingredientes  porque sí sino tratando de darle  sentido real.

Ferrán Adriá
Ferrán Adriá

Ferrán Adría es además un inventor de  la técnica en cocina “deconstrucción” de platos, lo cual consiste en modificar las texturas, temperaturas y el modo de mezclar los ingredientes; como, espumas, granizados, gelatinas frías- calientes, las croquetas líquidas, etc.

A consecuencia de la excelencia en su trabajo, Ferran ha sido reconocido mundialmente con: tres estrellas de la Guía Michelín, 19 puntos en la Gault-Millau y como de la máxima puntuación de la Guía Campsa,  premio al mejor restaurante de la Guía Gourmetour de 1996, el Premio Nacional de la Academia Española de la Gastronomía y los Premios al Mejor Libro de Cocina de Autor y el Grand Prix de l`Art de la Cuisine de la Academia Internacional de Gastronomía.